TAMAÑO Diminuir tamanho da fonte Aumentar tamanho da fonte
Destaques Impresión

Presidente de la Corte Suprema de Argentina habla sobre la participación social y derechos fundamentales.


Viernes, 17 de febrero de 2017

 

El presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación Argentina, ministro Ricardo Lorenzetti, presentó en este viernes (17), al Supremo Tribunal Federal, la conferencia “Audiencias Públicas, Participación Social e Implementación de los Derechos Fundamentales – La experiencia de la Corte Suprema Argentina”. El evento fue una iniciativa del ministro Edson Fachin como parte del proyecto Hora de Atualização.

Entre los puntos abordados, Lorenzetti afirmó que cabe al juez identificar consensos mayoritarios y limitar-los cuando ellos transgreden derechos fundamentales. “El magistrado tiene que favorecer la participación popular y el debate por medio de las audiencias públicas. El consenso es el resultado de la interacción de posiciones diferentes. Después de esto, el juez puede decidir”, destacó.

De acuerdo con el presidente de la Corte argentina, el juez debe seleccionar un número limitado de temas prioritarios por año para la realización de audiencias públicas. “Tenemos que escuchar todas las posiciones, pero las presiones están entre las partes. El debate democrático no puede ser un juego de presiones. La tensión debe ser decidida con armonización. El debate no puede ser emotivo, pero técnico”, ponderó.

En su evaluación, con las sociedades cada vez más divididas, la tarea de los tribunales es reforzar algunos valores. “Los jueces son los guardianes de las instituciones y de los derechos individuales. Su actuación no debe estar direccionada a sustituir la voluntad de las mayorías o minorías, pero asegurar procedimientos para que ellas se expresen”, destacó.

Mudanzas

Según Lorenzetti, en el pasado, los conflictos judiciales eran relativos a derechos individuales, principalmente en las áreas civil y penal. “Ahora tenemos cuestiones de interese institucional, como corrupción, medio ambiente, derecho del consumidor, y todos pueden alterar el ámbito político, económico y social”, frisó.
Otra diferencia apuntada por el magistrado argentino es que, anteriormente, el espacio territorial de los conflictos coincidía con la jurisdicción. “Ahora, tenemos casos regionales y globales y las decisiones ultrapasan la jurisdicción”, resaltó. Además, actualmente la mayoría de los casos relevantes obliga el análisis de la Constitución con las leyes, tratados, reglamentaciones y jurisprudencia. “Es una tarea compleja y creativa que necesita del dialogo de las fuentes”, citó.
El presidente de la Corte argentina observó también que, en la última década, tiene ocurrido en el mundo muchas decisiones judiciales que van además de la autocontención judicial tradicional. Sim embargo, él no considera esto una demonstración de activismo judicial. “El problema es que en varios países existen cláusulas constitucionales o leyes que tienen muchas protecciones. Los tribunales deben apenas declarar a violación de la ley. Esto no es activismo judicial”, comentó.

Lazos

Al abrir el evento, la presidente del STF, ministra Cármen Lúcia, dijo que la presencia del magistrado argentino era importante para reforzar los lazos entre los dos países. “Quiero que, como naciones amigas que somos, continuemos cada vez más juntos. Reuniones de esta naturaliza son extremamente importantes para que posamos, cada vez más, reafirmar estos lazos que nos unen, sobretodo, en materia de derecho y por la consolidación de nuestras instituciones”, declaró.

Por su vez, el ministro Edson Fachin reforzó la importancia del relacionamiento del STF con los otros actores. “Somos todos inquilinos de esta casa que se llama dialogo. El evento no deja de ser una demonstración que mentes y corazones pueden se encontrar para dialogar entre sí, con la sociedad, instituciones y naciones. Las Cortes Supremas no pueden vivir en sí mismas”, señaló.
 

Contacto
Praça dos Três Poderes - Brasília - DF - Brasil – Código Postal 70175-900 Teléfono: 55.61.3217.3000